Una madre lucha contra Harry Potter

Una madre que busca prohibir los libros de Harry Potter en la escuela de sus hijos por considerar que promueven la brujería está considerando apelar luego que la Junta de Educación de Georgia votó para mantenerlos en los estantes de la biblioteca.

¿Alientan a la brujería?

Los miembros de ese cuerpo directivo votaron para refrendar la decisión de la junta escolar del condado de Gwinnett, la cual deniega la petición de Laura Mallory para retirar los exitosos libros de las bibliotecas escolares.

Mallory, cuyos hijos van a la escuela primaria J.C. Magill, ha trabajado más de un año para prohibir los libros de las escuelas de Gwinnett, bajo el argumento de que son un intento por adoctrinar a los niños en las técnicas de las brujas.

"Es una introducción a la brujería presentada de manera sutil y engañosa, en un formato amigable para los niños", expresó Mallory, quien no estuvo en la reunión.

Autoridades escolares de Gwinnet han argumentado que los libros de Potter son buenas herramientas para alentar la lectura en los niños y para despertar su creatividad e imaginación. Prohibir todo libro con referencias a brujería significaría que obras como "Macbeth" y "Cenicienta" tendrían que irse, dijeron.

Cuestionan su valor educativo

Mallory, madre de cuatro niños, cuestiona el valor educativo de la serie de ficción.

"Ese es el tipo de cosas que hay en esos libros: asesinato y avaricia y violencia. ¿Por qué tienen que leerlos en la escuela? Si los padres quisieran conseguirlos, podrían obtenerlos en librerías", expresó.

Dijo que ha luchado por proscribir esos libros de las aulas -donde los maestros los están asignando como tarea, según indicó- en lugar de restringirlos de las bibliotecas escolares. "Evidentemente es una promoción de estos libros", dijo. "Y los libros promueven la brujería".

La serie de Harry Potter, de la pluma de J.K. Rowling, no es ajena a la controversia. Sus libros han sido impugnados 115 veces desde el 2000, haciéndolos los libros más impugnados del siglo XXI, según la Asociación de Librerías de Estados Unidos.
"Ese es el tipo de cosas que hay en esos libros: asesinato y avaricia y violencia. ¿Por qué tienen que leerlos en la escuela? Si los padres quisieran conseguirlos, podrían obtenerlos en librerías", expresó.

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades