Un homenaje a los libros

Numerosas personalidades del mundo de la cultura encabezadas por el Ministro de Cultura, César Antonio Molina, han participado en la reapertura de la emblemática librería madrileña Fuentetaja, acto que se ha convertido en un homenaje a los libros, definidos por Molina como "el invento más imaginativo de los hombres".

César Antonio Molina quiso hacer "un reconocimiento oficial a los libreros" que contribuyeron con su trabajo a "lo que somos como país democrático". El ministro, para quien "las librerías son espacios comerciales, pero también culturales y de encuentro", afirmó que el ecosistema formado por autor, distribuidor y lector conforman la industria cultural más importante del país.

El ministro declaró que en España se producen un millón de libros al día que necesitan quien los distribuya y los venda. Y ello se realiza a través de 40.000 puntos de venta de libros, de los que los más representativos son las 4.300 librerías que existen.

Molina se refirió también a la recientemente aprobada Ley del Libro, y dijo que desde el Ministerio de Cultura seguirán las ayudas al libro, defendiendo el precio fijo, así como el papel de la CEGAL (Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros), y la adaptación de las librerías a las nuevas tecnologías.

Fuentetaja, un símbolo

La escritora Julia Navarro aseguró que "no me imagino Madrid sin Fuentetaja", mientras que la periodista Elena Sánchez, mostró su satisfacción por la reapertura de Fuentetaja y señaló que "este local es aún más bonito que el anterior".

Editores independientes como Juan Casamayor, director de la editorial Páginas de Espuma, considera que "esta librería es un pulmón para nosotros" y "un punto de referencia como editor y lector".

En la nueva sede de Fuentetaja también se dieron cita el director general de RTVE, Luis Fernández, el presidente de la Agencia EFE, Álex Grijelmo, el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez Franco, el ex presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid Joaquín Leguina, y los también socialistas Juan Barranco y José Acosta.

Durante toda la velada, los asistentes pudieron hojear los libros que, divididos en varias secciones, llenan las nuevas estanterías de Fuentetaja. Y, entre libro y libro, se descubren las fotos de Machado, Unamuno, Azorín o Valle-Inclán, así como manuscritos y corrección de pruebas de escritores actuales como Belén Gopegui.

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades