Santillana, Vicens Vives y Anaya, principales editores favorecidos con la liberalización del precio de los libros de texto

Según expertos del sector editorial, la liberalización del precio de los libros de texto aprobada por el Consejo de Ministros a través del proyecto de Ley de la Lectura, del Libro y de las Bibliotecas permitirá a los editores tener una posición privilegiada a la hora de negociar los precios con las empresas de distribución comercial, en detrimento del pequeño comercio, para el que es más difícil competir con precios bajos.

La futura ley establecerá el precio único de los libros, si bien liberaliza el de los libros de texto. Actualmente rige una normativa aprobada por el Ejecutivo del PP en el año 2000. Ésta propugna un sistema de precios fijos pero abre la posibilidad a descuentos de hasta el 25%. Según la ministra de Cultura, Carmen Calvo, cuando se apruebe la nueva ley se podrá "abaratar el coste final para las familias" y se "ayudará a las librerías" pequeñas y medianas.

Sin embargo, el presidente de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), Fernando Valverde, considera que el régimen de precios libres en los libros de texto "no es la solución". Valverde ha declarado lo siguiente: "Nosotros queríamos el precio fijo en los libros de texto, pero no en las condiciones en las que estábamos hasta ahora".

Por otro lado, la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), a la que pertenecen las grandes editoriales de libros de texto de nuestro país, se ha mostrado favorable a la nueva medida. El director ejecutivo de la FGEE, Antonio María Ávila, se congratula de que, al final, el Gobierno haya optado por dejar libre el precio de los libros de texto, en lugar de continuar con el sistema anterior de descuentos sobre su precio fijo.

Radiografía del ‘lobby editorial'

Existen 724 empresas editoriales en España, que según datos del Informe sobre el sector audiovisual español en el año 2005 facturaron 2.933 millones de euros sólo en el mercado interior español. El sector que concentra el principal número de títulos y ejemplares editados es el libro de texto para enseñanzas no universitarias.

El libro de texto cosecha además el mayor porcentaje de facturación, el 23,8 % del total, lo que supone 698,86 millones de euros y 51.607.830 ejemplares vendidos. Además, se trata de un sector en continuo crecimiento, así por ejemplo, se ha producido un incremento de la facturación del 27,8% en el año 2005 respecto a 2004.

A continuación, el ránking de los grupos editoriales de libros de texto españoles, basado en el número de nuevos títulos publicados en el año 2004. Encabeza Santillana Educación -grupo Prisa- con 2.290 títulos publicados, la cifra incluye también el mercado Latinoamericano. Le sigue Vicens Vives con 1.432 títulos publicados en 2004 -incluida también la producción para Latinoamérica-.

En tercer lugar Anaya Educación con 651. En cuarta posición el Grupo Edebé con 486 -al que habría que sumar los publicados por la editorial Guadiel, también perteneciente al grupo, que suma 247 títulos-. La primera empresa extranjera en este ránking ocupa el quinto lugar y se trata de Pearson Educación, con 462 títulos, buena parte de ellos libros de texto en inglés.

Los siguientes puestos los ocupan Teide con 450 títulos, Bruño con 370, Luis Vivés con 349, Cruilla con 300 -todos ellos en catalán-, Casals con 271 y SM Ediciones con 235 títulos.

Agresiva estrategia comercial

Fuentes del entorno de las editoriales de libros de texto consultadas por El Confidencial aseguran que estas compañías desarrollan una agresiva estrategia comercial para convencer al mayor número de centros educativos de las bondades de sus productos: "ríete tú de las farmacéuticas y los visitadores médicos".

Las editoriales se la juegan en este terreno y sus ventas van a depender del mayor o menor número de colegios que utilicen sus materiales didácticos y obliguen a los padres de los niños a adquirirlos. Sin embargo, estas mismas fuentes aseguran que hacia el exterior el ‘lobby editorial' es muy compacto y actúa de manera unitaria y con una sola voz a la hora de negociar con las instituciones públicas.

Ahora la ley comienza su trámite parlamentario, y según ha declarado un diputado del PP a este diario, contará con el voto positivo de la oposición. No obstante, el grupo Popular negociará algunos puntos de la nueva normativa, como por ejemplo, la cantidad fijada para la dotación de fondos para las bibliotecas públicas.

Al PP le parece pequeña la cifra que contempla el proyecto recién aprobado: 431 millones de euros. "Sólo la Comunidad de Madrid va a invertir, en su Plan de fomento de la lectura, 500 millones de euros. 431 millones está muy por debajo de los presupuestos mínimos recomendados por la UNESCO", afirma el diputado popular.

Fuente: El Confidencial.

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades