Rogelio Blanco, nuevo director del Centro para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe

Para ello orienta sus esfuerzos hacia la protección de la creación intelectual, el fomento de la producción y circulación del libro y la promoción de la lectura y la escritura.

Coopera y da asistencia técnica a los países en la formulación y aplicación de políticas públicas, genera conocimiento, divulga información especializada, impulsa procesos de formación y promueve espacios de concertación. El Cerlac brinda apoyo a la construcción de políticas públicas, fomentando la concertación entre los actores que intervienen en la producción editorial, la comercialización y la lectura.

Respecto a la creación intelectual, promueve acciones que van desde el estímulo a la creatividad en el sistema educativo, hasta el diseño de políticas que contemplen la seguridad social de los autores, pasando por el fortalecimiento de las instituciones que garantizan la protección de las obras.

En cuanto a las industrias culturales relacionadas con la producción de materiales de lectura, el Cerlac apoya a los países en la generación de condiciones favorables al desarrollo de la industria.

Asimismo, realiza esta labor a través de tratamientos fiscales preferenciales; de la generación de intercambios comerciales entre los países miembros; del apoyo a las empresas editoriales y a las librerías, y de la promoción de condiciones que posibiliten la libre y efectiva circulación de obras entre los países. Además, apoya y orienta a los gobiernos en el diseño e implementación de políticas públicas de lectura, en especial en el desarrollo de los sistemas de bibliotecas públicas, la formación de lectores en las instituciones educativas y en otros espacios.

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades