Poesía para el invierno

Nada hay más reconfortante para este frío invernal que una poesía, como diría Frederick (Leo Lionni. Editorial Kalandraka), el ratón poeta que recogía palabras, colores y rayos de sol para el invierno mientras los demás ratones recolectaban frutos.

Pues aquí os dejamos una poesía de Carlos Murciano que pertenece a la obra Poesía cada día, Ediciones de la Torre, 2009

LA NIÑA CALENDULERA

Enero se pone
su vestido blanco,
sus guantes de lana,
su gorro forrado.

Anda de puntillas,
se mete en los charcos,
se ensucia las botas
de lluvia y de barro.

Luego se recoge
junto al fuego, y cuando
se queda dormido,
caliente y cansado,
sueña que a la nieve
se la van llevando
los mirlos azules
de abril y de mayo.

Carlos Murciano. Poesía cada día, p. 14

Y junto al poema, una invitación: poesía cada día para vuestros alumnos, vuestros hijos, los lectores de vuestra biblioteca. Una buena receta para este frío, además de la bufanda. En la selección del Club Kirico Poemas a voces hay mucho para escoger. 

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades