Nadie indemniza a las librerías afectadas por atentados políticos

Las librerías que han sufrido atentados por motivos políticos, no serán indemnizadas por sus seguros ni por el Consorcio de Reasegurados mientras que los autores no sean detenidos y un juez dictamine que fue un atentado político. Esta situación se ha evidenciado con la librería Oveja Negra, víctima de un atentado el 17 de julio del pasado año, por el que sufrió una serie de daños valorados en 50.000 pesetas. Cuando el propietario de esta librería intentó que el consorcio le indemnizara por los daños sufridos en el local, la respuesta fue que, previamente necesitaban un certificado de la policía asegurando que se trataba de un atentado político, según informó a EL PAIS el vicepresidente de la Asociación de Libreros de Madrid.Las librerías, además de contar con el seguro habitual que cubre todo, tipo de riesgos excepto los extraordinarios, están protegido por el Consorcio de Reasegurados compañía estatal dependiente del Ministerio de Hacienda, que cobra el 15 % correspondiente a las primas de los seguros normales y su misión es indemnizar a las librerías que han sido víctimas de sucesos extraordinarios. El problema se plantea al exigir como condición previa al pago el que los culpables hayan sido detenidos y condenados por un juez, ya que, no se tienen noticias de que esto haya ocurrido tras alguno de los más de cien atentados ocurridos durante el último año.

En un intento de arreglar la situación, el director de Cultura Popular, señor Cruz Hernández, envió una nota al consorcio en la que se aseguraba que el atentado a la librería Oveja Negra fue de carácter político, pero parece ser que la nota no ha sido tenida en cuenta por el consorcio.

Ante esta situación, la Asociación de Libreros de Madrid, iniciara una campana encaminada a conseguir que los organismos estatales se encarguen de que se les indemnice por los atentados políticos.

Las librerías más afectadas en Madrid por atentados de grupos de extrema derecha han sido Alberti, Antonio Machado, La Tarántula, Libyson, y Fuentetaja.

Las organizaciones que se han atribuido los atentados han sido el VI Comando Adolfo Hitler de Orden Nuevo y otros afines.

Estos hechos ocasionaron las manifestaciones de protesta de todas las entidades culturales del país. La mayor muestra de condena por los atentados se efectuó el pasado 29 de noviembre, fecha en la, que cerraron unas seiscientas librerías.

Fuente: El País

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades