Los editores reclaman a los Gobiernos un mayor compromiso con el sector del libro

Ampliar

Desde la Junta, se ha señalado que, a la inauguración del encuentro, asistieron el director de la Editora Regional de Extremadura, Álvaro Valverde, y el coordinador del Plan de Fomento de la Lectura de Extremadura, Luis Sáez.

Tras la intervención de Gonzalo Arboleda y Emiliano Martínez, el escritor chileno Jorge Edwards fue el encargado de pronunciar el discurso inaugural de este Congreso que se inició tras las palabras pronunciadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien anunció que el próximo Consejo de Ministros aprobará una nueva Ley del libro que, entre otras cuestiones, establece la realización de planes de fomento de la lectura y mayores dotaciones a las bibliotecas.

Cabe destacar que, el Congreso, que se celebra en la Casa de América, reúne durante tres días a unos 200 representantes políticos y de la industria del libro de 22 países, para analizar los retos a los que se enfrenta el sector editorial iberoamericano.

En su discurso inaugural, Jorge Edwards afirmó que la extensión extraordinaria del español es "un privilegio enorme, formidable, que no siempre alcanzamos a entender en todo su sentido", y su unidad es "una de las claves del mundo moderno".

Además, esta es la primera ocasión en que la reunión sale de tierras americanas lo que constituye "una gran satisfacción" en palabras de Emiliano Martínez, presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, quien durante su intervención, mostró su esperanza en que se refuerce el compromiso de los gobiernos con el libro "como pilar que es de toda política cultural".

Según Martínez, el Congreso cuya justificación ultima no es otra que la mejora de la difusión y del acceso de los ciudadanos a las obras, será una expresión de nuestra rica diversidad, la interna de cada país y la más general del mundo iberoamericano.

Junto con ello, se ha referido a la acusada dualidad del sector editorial, "por una parte la gestión económica, y por otra el sentido de ese esfuerzo que está vinculado al respeto de los valores culturales y a la difusión de las obras. Es igualmente compleja la proyección publica ya que su industria y su comercio, son básicamente privadas".

Para el presidente de la Federación de Gremios de Editores, nada ha aportado tanto a la mejora cultural y educativa de nuestras sociedades como el libro, y por ello son importantes los análisis y debates sobre las políticas publicas que afectan al acceso de los ciudadanos a este bien básico.

Mientras, Gonzalo Arboleda, presidente del Grupo Iberoamericano de Editores, ha recalcado que el Congreso ha buscado enlazar tres temas que contextualizan adecuadamente sus focos estratégicos: la cultura, la educación y la economía.

Asimismo, ha matizado que los análisis que se realicen tienen que dar paso a la formulación de políticas públicas consensuadas con el Estado y la sociedad civil que garanticen un tránsito adecuado del mercado editorial en los próximos años y hagan realidad las metas que la sociedad se ha trazado en los campos de la educación y la cultura.

Y, Arboleda enumeró una serie de exigencias que se deben de tener en cuenta en la construcción de políticas públicas; entre estas, se encuentran la coherencia que tiene que guiar el discurso de todos los agentes involucrados y la promoción de la lectura con nuevas herramientas que den cuenta de sus notables impactos sobre el desarrollo económico y social y en la creación de sociedades más justas y democráticas.

De esta forma, ha recalcado la importancia de mejorar las políticas que propicien el acceso a la población de productos culturales y consideró que el acceso masivo al libro no implica que la función editora deba ser ejercida por el Estado. Afirmó que el libro ha circulado y debe circular libremente por las fronteras y consideró que la legislaciones favorables al fomento del libro no son subsidios a una industria o comercio débil sino "la forma de extender la practica de la lectura y el acceso mas fácil al instrumento que la posibilita".

Por otra parte, el presidente del Grupo Iberoamericano ha manifestado que la distribución es una de las grandes debilidades y que las librerías se enfrentan a una dura competencia por parte de otros actores comerciales, "una política publica hacia el sector de las librerías es una urgencia para todos", e incluye la posibilidad de establecer políticas de precio fijo.

La promoción de la propiedad intelectual, con medidas para combatir la piratería y la reprografía ilegal, deben ser un empeño permanente, además de ser necesaria la incorporación de las nuevas tecnologías ya que no abordar este reto puede significar la desaparición de no pocas empresas.

 

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades