Libros en red o libros lìquidos…

Llama a escanear los 35 millones de libros existentes para que todos tengamos acceso a su contenido. Una visión no tan avanzada si hemos de creer a Bob Stein, director del Instituto para el Futuro del Libro.

Toda la música ha sido digitalizada, pero ‘apenas uno de cada 20 libros ha pasado de análogo a digital’, explica Kelly. La biblioteca universal que permitiría que todos tengamos acceso a todo el conocimiento jamás publicado ‘carece de libros’, y el ritmo actual de digitalización de más o menos un millón por año no es suficiente. Por esto, el ex jefe de redacción de Wired, donde ocupa hoy las funciones de ‘inconformista veterano’, Kelly nos invita a ‘Scan this book!’ digitaliza este libro, todos los libros.

La versión digital de un libro es como su versión ‘líquida’, explica Kelly. Permite fragmentarlo, remezclarlo (remix) como si fuera una pieza de música.

Más importante, ‘en la biblioteca universal, ningún libro será una isla’. Podemos poner vínculos entre ellos o agregar tags (etiquetas). Dos formas nuevas de crear relaciones explícitas. ‘El enlace y el tag podrían ser dos de las invenciones más importantes de los últimos 50 años’ estima Kelly. La novedad esencial, sin embargo, es la capacidad de abordar todos esos textos gracias a los motores de búsqueda que saben ‘domesticar el poder de las relaciones’. De ahí surge ‘una nueva cultura de interacción y de participación’.

Sin embargo, a juicio de Bob Stein, la noción útil es la de libro en la Red. ‘Hemos decidido hace tiempo ver el libro como un vehículo para mover grandes ideas. El objetivo es alentar conversaciones alrededor de esos temas’. Los grandes libros provocan debates en los cafés, en artículos o con otros libros; pero ‘hasta hace poco, las conversaciones se mantenían fuera del libro’. Ahora, el libro en la Red permite que ‘los nodos de la conversación estén dentro’. Cita como ejemplo un libro puesto en la red (futureofthebook.org/gamertheory/), donde los comentarios aparecen junto al texto. ‘El sentido de estar dentro de un proceso dinámico es palpable’, estima Stein. ‘Da la sensación de compartir algo con el autor y con los demás lectores’.

Algo semejante pasa con los autores que empiezan un blog y un libro a la vez. ‘Piensan en voz alta, atraen a un pequeño número de lectores que piensan con ellos’.

‘Esta es una diferencia fundamental con el artículo de Kelly’, dice Stein. ‘Mi impresión es que su concepción del autor y del libro son las mismas que en el mundo de la imprenta. Habla de búsqueda como entrada, y de la posibilidad de remezclar. Es bueno, pero muy menor comparado con la evolución del papel del autor y de los lectores’.

Lo importante es que intervengan. ‘Para lograrlo, el autor tiene que aceptar su participación creativa no sólo como receptores, sino como participantes en la búsqueda del conocimiento’. Con esta participación de los lectores en el proceso de creación ‘los libros serán mejores, tendrán audiencia y seguirán viviendo’. Stein y su equipo del instituto están preocupados ‘por la reticencia para discutir grandes temas’ que detectan en la sociedad de hoy.

Los medios desarrollados después de la II Guerra Mundial ‘tienen un increíble poder de emisión (broadcast), que sirve para controlar la audiencia y no para invitarla a abordar temas filosóficos’. Internet permite que cada uno tenga una voz. ‘Pero está siendo desarrollada cada vez más como un medio de emisión’ (broadcast media). Stein espera que el libro en la Red contribuya a desarrollar nuevos tipos de libros ‘capaces de llevar a conversaciones ricas e importantes’.

Kelly y Stein caracterizan la digitalización del libro por su inserción en un universo relacional activo diferente del anterior. El primero insiste sobre el acceso universal al conocimiento y las relaciones entre libros, mientras que el segundo valora más las relaciones entre la gente alentadas por los libros. Más que dos concepciones de la tecnología, son dos visiones de la sociedad.

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades