Libreros y distribuidores, inquietos ante la libertad de precios libros de texto

Como hiciera Antonio María Ávila (c), director ejecutivo del Gremio de Editores, Valverde y Martínez realizaron una encendida defensa del precio fijo
Libreros y distribuidores, inquietos ante la

A esa incertidumbre aludieron hoy en la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados Fernando Valverde, presidente de la Confederación Española de Libreros (CEGAL), y Francisco Martínez Serrano, presidente del área de libros de la Federación de Asociaciones Nacionales de Distribuidores de Ediciones (FANDE).

Como hiciera ayer en la misma comisión Antonio María Ávila, director ejecutivo del Gremio de Editores, Valverde y Martínez realizaron hoy una encendida defensa del precio fijo del libro y consideraron 'negativa' la exclusión de ese régimen de los manuales de la enseñanza obligatoria.

Valverde echó en falta que en el proyecto de ley de la lectura, del libro y de las bibliotecas no haya 'una defensa política de mayor calado del precio fijo', que, aunque aparece en el preámbulo de la norma, 'da la sensación de que figura como una concesión al sector para su supervivencia'.

Y es cierto, dijo Valverde, que el sector necesita esa medida, pero, además, 'el precio fijo tiene sentido porque defiende a los lectores y a los consumidores'. La no existencia de ese régimen desencadenaría 'el cierre de numerosas librerías y de pequeñas editoriales, provocaría la uniformidad en la edición y, en definitiva, sería un ataque a la creación'.

El presidente de CEGAL cree también que la futura Ley del Libro debería contemplar 'un mayor apoyo' a la red de librerías y tendría que establecer, 'de forma más explícita', que las compras destinadas a las bibliotecas públicas se hagan en la citada red.

'Hay que defender las librerías. Los gobiernos las necesitan para apoyar sus políticas de fomento de la lectura, y son importantes como motor económico', añadió.

En nombre de los distribuidores, Martínez Serrano aseguró que los libros de texto 'son fundamentales' para la supervivencia de las librerías, de ahí 'la inquietud' que genera en FANDE la libertad de precios que se ha acordado para este tipo de manuales.

No obstante, Martínez Serrano dejó claro que entre el nuevo sistema acordado para los libros de texto y el de descuentos libres que existe ahora, prefieren el de precios libres. 'Es un mal menor', dijo.

Fernando Valverde sacó también a colación otro asunto que preocupa al sector: los diferentes modelos de gratuidad de libros de texto que aplican las comunidades autónomas, 'que rompen el circuito del libro y han provocado el cierre de librerías'.

El presidente de CEGAL dejó claro que los libreros 'están a favor de la gratuidad de los libros de texto', pero no de aquellos modelos que perjudican a las librerías.

En este sentido, pidió a las comunidades autónomas que 'intenten armonizar sus sistemas', para que los ciudadanos perciban 'un trato similar', y señaló que CEGAL ve con buenos ojos los modelos que se aplican en Asturias y en Madrid 'porque tienen en cuenta a las familias y no producen fractura en el tejido librero'.

Los libreros, según puso de relieve Valverde, desean que la Ley 'sea de ámbito estatal y que ninguna comunidad pueda legislar en contra del precio fijo', como, en su opinión, sucede en Cataluña, donde la legislación en materia de cooperativas permite que la denominada 'Abacus', con dos millones de asociados, realice amplios descuentos sobre el precio de cualquier libro. 'Está haciendo mucho daño', afirmó.

La directora técnica de la Biblioteca Nacional, Teresa Malo de Molina, confió a su vez en que la Ley del Libro sirva para regular mejor el depósito legal, que, según la normativa actual, obliga a ceder a esta institución tres ejemplares de cada libro que se edita en España, y dos de las publicaciones periódicas.

Fuente: Terra.

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades