Leer en verano

Tiempo por delante para no perder el ritmo. Para no perder de vista a los personajes y las palabras que han estado llenando las noches de invierno.  También  para no perder la práctica si los niños están empezando a adquirir las habilidades mecánicas de la lectura.

Hay que buscar nuevos libros para el verano. Como estrenar cuadernos durante el curso escolar, estrenar libros es también un gusto y un reto.

“Este verano voy a leerme todo lo que encuentre de miedo”. “Este verano empezaré con libros más gordos”. “Este verano yo te leeré a ti por las tardes” dicen los niños que ya se sienten lectores. Intenciones  que no hay que desaprovechar. Hay que promover estos deseos, buscar tiempos de tranquilidad, leer en voz alta. Ayudar a los niños a avanzar si están atascados y animar conversaciones informales sobre sus lecturas.

Acercaros hasta la librería para preparar una buena selección de libros para el verano podéis elegir siguiendo nuestras guías de lectura.

leer en verano

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades