Las bibliotecas municipales prestaron 90.000 libros infantiles durante el 2006

SAN SEBASTIÁN. DV. «Nunca olvidé cómo aprendí a leer». Así comienza el mensaje de Margaret Mahy difundido en todo el mundo con motivo del Día Internacional del Libro Infantil celebrado el 2 de abril. Impulsado desde 1965 por la IBBY (Organización Internacional para el Libro Infantil), este día conmemora el nacimiento de Hans Christian Andersen, autor por excelencia de la literatura infantil, que tiene entre sus títulos más conocidos cuentos como El patito feo. Cada 2 de abril se difunde un mensaje elaborado por un país distinto. Este año ha correspondido a Nueva Zelanda la elaboración del cartel y del mensaje, a cargo de Zak Waipara y Margaret Mahy, respectivamente.

En San Sebastián las bibliotecas también se hicieron eco de este día. Los niños que acudieron a las bibliotecas municipales, además de encontrarse con el mensaje de Mahy, recibieron un libro de regalo. Un incentivo con el que se pretende no sólo que lean en la escuela o en la biblioteca, sino que también adquieran el hábito de leer en su tiempo libre. «Lejos de ver la lectura como una obligación, pretendemos que los niños lean por afición», afirma Elena Oregi, responsable de la sección infantil de la Biblioteca Central de San Sebastián.

Son muchos los niños que acuden a estas bibliotecas. Concretamente, en el 2006, se registraron 89.447 préstamos de libros infantiles. «Los chavales vienen mucho, sobre todo en otoño y en invierno, con el mal tiempo», asegura Elena Oregi, «aunque es cierto que en verano también se acercan bastantes, principalmente en grupos organizados por la Kutxa o por el Patronato de Euskera».

Gorka, de 11 años, es uno de los niños que frecuenta la biblioteca Ernest Lluch de Amara para solicitar libros. Su madre, Alicia, afirma que «vivimos en una sociedad en la que los mensajes que recibimos están fundamentalmente constituidos por imágenes, lo que hace que vayamos perdiendo la destreza y la costumbre de leer». Insiste en que esta carencia se evidencia en los chavales cada vez más y, por ello, cree necesario un mayor esfuerzo para impulsar la lectura en los niños. «Llevándole a estas bibliotecas le estoy acercando no sólo a la lectura, sino a todo un mundo de imaginación y diversión».

Siguiendo con el mensaje difundido con motivo de este día, Mahy dice que «casi todos empezamos como oyentes». Y es que, una de las fórmulas más habituales para acercar la lectura a los más pequeños son los cuentacuentos. De forma especial se celebró ayer la Hora del Cuento en la biblioteca Ernest Lluch en el que Ane Meabe narró Marilur-ek aitona Koxme salbatu du.

Títulos preferidos

Kika Supersorgina, Harry Potter y Jara, bikiak eta bikoteak han sido algunos de los títulos más solicitados en 2006 por los niños donostiarras en las bibliotecas infantiles. Los chavales de entre 0 y 15 años tienen a su disposición un espacio acondicionado expresamente para ellos en el que encuentran infinidad de títulos para disfrutar de la lectura. La sección infantil de la Biblioteca Central dispone de un fondo documental de más de 24.000 libros que, además, incorpora novedades cada dos semanas.

Elena Oregi matiza que «los chavales no sólo disponen de libros, también tienen la posibilidad de consultar revistas, cómics, vídeos o DVDs y de participar en las distintas actividades que organizamos en cada biblioteca». Destacan las visitas didácticas, la Hora del Cuento, las charlas para padres y educadores y las mini-exposiciones.

Por otro lado, las bibliotecas advierten la creciente demanda de libros en árabe y en chino debido al aumento de niños procedentes de países con diferentes idiomas. Una nueva demanda a la que, sin duda, habrá que dar respuesta.

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades