Las bibliotecas fomentan la lectura con bebés

Las bibliotecas fomentan la lectura de libros para bebés

300 familias de Barcelona se han adherido ya a una iniciativa fundada hace tres años

Explicar o leer una historia ayuda a mejorar la relación entre niños y
adultos, estimula el placer de escuchar y la creatividad de los más
pequeños, enriquece su vocabulario y se inician en el hábito de la
lectura, de modo que cuando tengan que hacer uso de los libros en la
escuela en solitario no sean un objeto lejano y extraño. La iniciativa
Nascuts Per Llegir (NPL) empezó en el 2005 de manos de un grupo de
profesionales relacionados con la literatura infantil y las
bibliotecas. Se trata de un proyecto que promueve el gusto por la
lectura desde los primeros meses de vida. Desde que naciera el
proyecto, 26 bibliotecas catalanas se han adherido y la cifra crece
cada semana.

Pero, ¿puede un niño de pocas semanas entender lo
que sus padres le dicen o lo que le leen? Para Maria de Vallibana,
coordinadora de la experiencia, sí. "El niño reconoce la voz de la
madre y del padre. Cuando tiene meses no entiende la historia, pero sí
sabe que sus padres se comunican con él. Es una forma de estimulación
para el niño", explica.

Durante estos tres años, más de 300
familias de la ciudad de Barcelona ya tiene su carnet NPL, se han hecho
más de 25.000 préstamos del fondo de libros y han participado en más de
190 actividades en las bibliotecas de la ciudad.

BENEFICIOS PARA LA SALUD
Uno
de los puntos más destacables de NPL es su carácter interdisciplinario
que reúne a profesionales de la salud y de la cultura. Para Vallibana
es importante que se implique el sector sanitario: "Hay que entender la
lectura como una forma más de salud. Las comadronas y las enfermeras
pediátricas son las que están más en contacto con las madres, les
orientan sobre los procesos del niño en cuanto a lactancia o higiene y
también son ellas las que les explican la existencia de la experiencia".

Uno
de los centros adscritos al proyecto es la Biblioteca infantil y
juvenil Lola Anglada, del distrito del Eixample. Allí se imparte un
taller para padres y madres primerizos que acuden con sus hijos de 0 a
10 meses. Aurora Ribes, que está al frente, cree que "los padres
aprenden temas importantes para la evolución de sus hijos a través de
los cuentos infantiles".

TRABAJO EN CASA
Montse
Puig es madre de dos mellizas, Paola y Alejandra, de cinco meses y
conoció la existencia del proyecto por el CAP del barrio. Se apuntó
"porque es una forma de aprender y hacer una actividad mientras estoy
de baja y que ellas puedan participar y no tener que depender de
abuelas o canguros". Pero no todo el trabajo se hace en la biblioteca.
Nuria Campañà sigue leyéndole los cuentos y cantándole canciones de
cuna a su hija Alia, de cuatro meses y medio, para seguir con la
estimulación.

Un caso parecido es el de Núria Borrut, madre de
Aleix y Oriol, de tres meses. Con su hijo mayor también practicaron la
lectura en voz alta y está muy contenta. "La profesora dice que con dos
años habla mucho más de lo normal".

Fuente: elperiodico.com. 26/05/2008. Erica Aspas. Barcelona.

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades