La República Checa celebra 150 años de la irrupción del Cid en su Literatura

"Tenemos ya una tradición de 150 años y se puede esperar un interés bastante amplio por parte del público", señala Miloslav Ulicny, que tradujo este romancero al checo en 1995.

Se trató entonces de una tirada de 500 ejemplares, según estimaciones del autor, y que fue financiada en parte por el Ayuntamiento de Burgos.

Anteriormente existieron numerosas obras refundidas del cantar de gesta castellano, empezando en 1856 con los dos romances sobre el Cid en la revista del Museo del Reino Checo.

La temática alcanzó altas cotas de popularidad en 1978, cuando fue publicado 'El Cid y sus fieles' por Vaclav Cibula, con una primera tirada para jóvenes de 10.000 ejemplares y una segunda de 23.000.

"En cuanto a la recepción aquí, lo interesante para mí es que durante la Segunda Guerra Mundial, bajo la ocupación alemana nazi, salió una refundición que trataba de presentar al Cid, no sólo como héroe, sino como un hombre generoso, que inculcaba amor al orden y a la verdad", destaca Ulicny.

"Ese escritor checo trató de hacer ver a los jóvenes -porque era una adaptación para jóvenes- un ejemplo digno de ser copiado", matiza el intelectual.

El conocimiento de la figura de Rodrigo Díaz de Vivar (1048-1099) llega a Bohemia través de traducciones alemanas, francesas y e italianas, y fue luego tratado por literatos destacadas, como Vaclav Nebesky, Jaroslav Vrchlicky y Vaclav Cerny.

Por su parte, el español Antonio Álvarez Tejedor, profesor de la Universidad de Burgos, destaca que en la nación eslava "hay un aprecio, verdadera afición e interés por la España medieval y la figura señera de la época".

Álvarez considera "sorprendente y paradójico" ese interés centroeuropeo por el Campeador, y por el contrario que su figura haya sido "mal utilizada, utilizada en exceso e ideologizada, lo que ha servido más de piedra de disenso que de reconocimiento de un lugar común, de un patrimonio" en España.

A pesar de la "figura de una talla universal, de mayor proyección que el Rolando francés", el lingüista lamenta que en la tierra natal del Cid sea "piedra de escándalo" y "figura maldita en tiempos modernos".

El español, que desbrozó la persona histórica del Díaz de Vivar de la imagen legendaria transmitida por el cantar, considera que unir ambas "ha ido en contra de la figura para la posteridad".

Fuente: La Vanguardia.

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades