La Noche de los Libros

Madrid ha escrito una nueva página en el mundo de la cultura con la celebración de la Noche de los Libros en la que los ciudadanos pudieron disfrutar, a lo largo de diez horas, de más de 600 escritores, músicos y artistas en 350 actividades diferentes organizadas en el Día Internacional del Libro.

La Noche de los Libros ha comenzado en el madrileño Café Comercial con la tertulia 'Cosas que nunca dirías en una mesa redonda' en la que participaron los escritores Carmen Posadas, Espido Freire y Fernando Marías, que se confesaron ante el público que abarrotaba el local. "El título es un poquito peculiar pero es que queríamos llamar la atención para no hablar siempre de lo mismo", ha dicho Marías. Tanto es así que Espido Freire ha reconocido que el Quijote le "aburre soberanamente".

Carmen Posadas también ha revelado alguno de sus secretos, entre los que se encuentra el que no le gusta Ernest Hemingway y que Cien años de soledad no lo considera la mejor obra del escritor Gabriel García Márquez, sino que es El amor en los tiempos de cólera.

No muy lejos del Café Comercial, en la calle de Fuencarral, una hilera de libros colgantes, entre los que se encontraban todo tipo de géneros, desde ensayos hasta novela, llamaba la atención de los viandantes que se detenían a leerlos. Estos libros colgantes tenían el objetivo, según ha dicho una de las organizadoras del acto, de que la gente "tenga los libros al alcance de la mano", incluso para los más pequeños, que para que pudieran leerlos estaban más bajos. Y fue el público infantil el que más ha disfrutado de estos libros colgantes.

Alimentar la imaginación

Uno de los platos fuertes de la jornada ha sido la conferencia 'Alimentar la imaginación' que el escritor noruego Jostein Gaarder ha ofrecido en la sede de la Consejería de Cultura y Deportes de la Comunidad y que ha congregado a gran cantidad de público, tanto que muchos de los que hicieron cola para poder entrar se quedaron en la calle, al ser el aforo limitado.

El autor de El mundo de Sofía ha reivindicado el cuento en su discurso y ha asegurado que mientras éste es "necesario en todas las sociedades, el libro no lo es porque el cuento es una lengua materna común en el mundo que sobrevivirá mientras tengamos aliento para contárnoslo los unos a los otros".

Fuera del recinto en el que tuvo lugar la charla de Gaarder, muchos ciudadanos leían el programa de La Noche de los Libros, sentados en las terrazas de los diferentes bares de la Gran Vía madrileña, que hacían tiempo para acudir al concierto de Sophie Auster en la Real Casa de Correos.

Fuente: El País

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades