La incompleta alfabetización, un freno a planes promoción lectura

El secretario general de la OEI intervino hoy en la segunda jornada del VI Congreso Iberoamericano de Editores que se celebra desde ayer en Madrid, que estuvo dedicada a 'Políticas educativas para el fomento de la lectura. Presencia del libro en la educación'.

Piñón leyó un informe elaborado por la OEI en torno a las políticas que en este campo realizan los países miembros, cuyo objetivo fue obtener una visión panorámica de la situación e identificar los problemas principales con que unos y otros países tropiezan.

Según dicho informe, las campañas de promoción de la lectura 'apuntan a los lectores como destinatarios principales', de manera 'que quienes ya leen, lean más', pero dejando al margen a los hablantes no lectores, que según los datos regionales son una proporción importante de la población.

Aunque para Piñón esta situación 'no significa que las campañas de alfabetización deban ser un paso previo a las de promoción de la lectura', muchos niños en edad escolar 'no tienen oportunidad de desarrollar en sus hogares prácticas cotidianas que les vinculen con la lectura y la escritura' porque los adultos con los que conviven son analfabetos, de manera que 'son necesarias estrategias globales de promoción de la lectura en todos los ámbitos de la sociedad'.

El estudio de la OEI señala también que aunque la región ha experimentado 'importantes progresos' en cuanto a sus índices de escolarización, las cifras están aún 'lejos de la universalización' y 'los niveles de comprensión lectora son problemáticos'.

Por lo que se refiere a las infraestructuras de acceso a la lectura, se pone de manifiesto, dijo Piñón, que 'no se ha producido una ampliación significativa' y que las principales siguen siendo las bibliotecas escolares, que suelen llevar sobre sí el mayor peso de estos planes de fomento, aunque en ellas 'las deficiencias son todavía importantes'.

En su informe, la OEI recomienda hacer hincapié, entre otros aspectos, en 'la calidad y la cobertura de los servicios públicos educativos y culturales' como 'condiciones para la expansión de la lectura', y en que las inversiones para mejorarlos sean prioritarias para estos países en los próximos años, y se mantengan en el tiempo.

En la sesión hablaron también el ministro argentino de Educación, Daniel Filmus, que dijo que 'el acceso al libro no puede estar sujeto a las condiciones del mercado', y el subsecretario de Educación Pública de México, que contó el programa de 'librotecas' de su país en los últimos cinco años, que supuso la provisión de 100 títulos en cada una de las 850.000 aulas de primaria y secundaria.

El secretario general español de Educación, Alejandro Tiana, igualmente presente, les hizo a los editores iberoamericanos un resumen de la actual política española en la materia, explicando el alto grado de descentralización educativa que España, pese a no ser un estado federal, posee, superior incluso a la mexicana; su régimen en lo que a edición de libros de texto se refiere, y el proceso de reforma educativa en que está inmersa, con la nueva ley orgánica de Educación en vigor desde mayo.

Una educación de calidad que llegue a todos, que sea un esfuerzo compartido de los distintos agentes, y que lleve a una convergencia europea, son los principios sobre los que se asienta esta ley, que 'introduce la lectura como actividad transversal en la Educación Básica', explicó Tiana.

El secretario señaló que el Ministerio y las CCAA, durante 2005 y 2006, han dedicado 68 millones de euros a partes iguales al fomento de las bibliotecas en primaria y secundaria, y que en 2007 habrá para el mismo fin otros diez millones de euros.

Posteriormente, en una mesa de debate participaron representantes de grupos editoriales como Norma, de Colombia, Santillana y SM, de España, y Abrelivros, de Brasil.

En ese diálogo, el director general de SM, Javier Cortés, dijo que el libro no está llamado a desaparecer, sino a dialogar con el mundo digital, defendió la necesidad de que los editores sean verdaderos 'agentes educativos con cosmovisiones y posicionamientos en el mundo claramente identificados', y que los poderes públicos, 'sin estatalismo ni neoliberalismo', lleguen a un punto de encuentro óptimo con el sector privado.-

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades