La 20ª feria internacional de Bogotá celebra la capitalidad mundial del libro

"¿Cuándo volverá a tener Colombia un premio Nobel de literatura? Cuando cada uno de los colombianos nos interesemos por leer y por aprender a escribir bien". Fueron las contundentes palabras de Alejandra, una niña de 10 años, hija de una vendedora ambulante, durante la inauguración el lunes por la noche de la 20ª Feria Internacional del Libro que se celebra en Bogotá hasta el 1 de mayo y en la que se designó a la capital colombiana, una ciudad de ocho millones de habitantes, como Capital Mundial del Libro 2007. Fue un acto emotivo que se cerró con un a lluvia de letras sobre los asistentes.

"¿Cuándo volverá a tener Colombia un premio Nobel de literatura? Cuando cada uno de los colombianos nos interesemos por leer y por aprender a escribir bien". Fueron las contundentes palabras de Alejandra, una niña de 10 años, hija de una vendedora ambulante, durante la inauguración el lunes por la noche de la 20ª Feria Internacional del Libro que se celebra en Bogotá hasta el 1 de mayo y en la que se designó a la capital colombiana, una ciudad de ocho millones de habitantes, como Capital Mundial del Libro 2007. Fue un acto emotivo que se cerró con un a lluvia de letras sobre los asistentes.

El alcalde de Bogotá, Luis Eduardo Garzón, recibió de manos de Sergio Chiamparino, alcalde de Turín, el estandarte que la acredita como la sede de esta fiesta del libro y la lectura. Es la primera vez que la Unesco le otorga este reconocimiento a una ciudad latinoamericana. Madrid, Alejandría, Nueva Delhi, Montreal, Amberes y Turín ya han tenido este título. El año próximo le corresponde a Ámsterdam.

Pero la fiesta empezó antes: las campanas de 350 iglesias repicaron al medio día, los niños leyeron en voz alta en las escuelas y en los autobuses de TransMilenio, el sistema de transporte masivo. Las bibliotecas no cerraron sus puertas a las ocho de la noche como es habitual, estuvieron llenas de lectores hasta el amanecer y los niños llegaron en pijama y se durmieron escuchando cuentos.

En este maratón de lectura el nobel colombiano Gabriel García Márquez fue el protagonista. En el pabellón que en su honor se instaló en la feria, 100 personajes leyeron durante todo el día Cien años de soledad. Lo mismo se hizo en 20 escuelas del distrito.

Son muchos los eventos programados para estos 12 meses. Bogotá un libro abierto es una convocatoria que invita a los bogotanos a construir nuevos relatos sobre la ciudad.

Se ampliará el programa Libro al viento, que busca la democratización de la lectura y ha puesto circulaciónás de dos millones de libros: los ha llevado a TransMilenio y a las plazas de mercado, entre otros.

En agosto se reunirán en esta ciudad, a 2.600 metros de altura, los 39 mejores escritores latinoamericanos menores de 39 años. La lista de los elegidos se conocerá mañana .

Paradójicamente, Bogotá es una ciudad que no lee; está por debajo de los niveles de lectura de otras ciudades. El año pasado el 60% de la población no leyó ni un libro. Los que sí tienen este hábito prefieren las novelas y la poesía.

¿Por qué fue elegida Bogotá? Por los proyectos que en los últimos años se han ido realizando a favor del libro y la lectura. También por su red de bibliotecas, entre ellas tres megabibliotecas consideradas como un referente a nivel internacional y por contar con la biblioteca más visitada en América Latina: la Luis Ángel Arango.

Lo que se espera generar, en estos 365 días de cultura, lo resume el alcalde Garzón en tres palabras: pasión, reflexión y armonía.

Fuente: El País.

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades