Herralde: ‘Cualquier país sensato necesita el precio único del libro’

"Esto está demostrado con una claridad meridiana", afirmó Herralde en la Feria Internacional del Libro (FIL) de la ciudad mexicana de Guadalajara, la más importante del mundo en lengua española.

La FIL, inaugurada el pasado fin de semana, se ha convertido en escenario de reclamaciones en pro de la Ley del Libro y del Fomento a la Lectura aprobada por el Congreso mexicano este año, la cual ha sido vetada por el presidente saliente de México, Vicente Fox.

Datos de la Cámara de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), partidaria de la ley, como el sector editorial en conjunto, apuntan a que en México, un país con 104 millones de habitantes, hay menos de 500 librerías, un porcentaje muy bajo por persona.

Esta situación mantiene al 94 por ciento de los municipios mexicanos sin librerías, y al 40 por ciento de todas las que hay ubicadas en Ciudad de México, según fuentes del sector.

Para Herralde, una ley como la propuesta en México, que permite el precio fijo, es positiva y hay "dos casos que dan la razón a la importancia del precio único", los de Francia y el Reino Unido.

En Francia, donde hay precio único, en "contra de los agoreros", el precio de los libros "es más bajo que en otros países", mientras que en el Reino Unido, donde el precio es libre, hay un empobrecimiento de la oferta y un auge de los 'bestsellers', dijo.

Sobre la situación en España recordó que el Gobierno del Partido Popular (PP, conservador) trató sin éxito en el 2000 de eliminar el precio único, pero encontró una "oposición frontal" y dio "marcha atrás, excepto en el libro de texto".

"Ahora se ha aprobado una ley que ha consolidado todo eso con resultados casi unánimemente satisfactorios. Hay pequeñas cosas mejorables", apuntó.

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades