¿Has preguntado alguna vez a tus hijos?

“Carta de Blanca Calvo Alonso – Cortes. Guadalajara. Publicada en el Diario El País el sábado 8 de diciembre de 2007.

Me
resulta increíble que los responsables de la educación no relacionen
los bajísimos niveles de comprensión lectora que pone en evidencia el
Informe PISA con la falta de bibliotecas escolares.

En nuestro
país, las bibliotecas escolares siguen siendo una ficción. Los centros
educativos han ido incorporando muchas cosas: profesores de gimnasia,
orientadores, auxiliares técnicos educativos, profesores de
música…..pero sus bibliotecas están como hace 50 años: sin
bibliotecarios que las organicen, que ofrezca un servicio estable, que
siembre el amor por la lectura. Y ahora, encima, se pretende que las
públicas paguen por prestar libros. Así nos va”

Como siempre
estoy de acuerdo con todo lo que dice Blanca. Pero en esta ocasión voy
a disentir un poco de ella. Ya se que es difícil hacer una tesis en una
carta dirigida a un periódico. Pero sinceramente creo que hay algunos
aspectos que Blanca olvida y sobre los que debería reflexionar, en la
medida de su responsabilidad política. Debería preguntarse porque esos
resultados del Informe Pisa cuando se están dedicando tantos recursos a
supuestos planes de animación a la lectura. Concretamente en la
Comunidad Autónoma donde ella es consejera existe un catalogo y ayudas
desde hace años para realizar actividades de “Animación a la lectura”.
Blanca, creo que tienes toda la razón y todos compartimos la necesidad
de dotar de bibliotecas escolares dignas a cada centro, con
bibliotecarios motivados y activos, con fondos y con actividades. Pero
creo que deberíamos hacer algo de autocrítica y plantearnos porque los
Planes Nacionales, los Planes Autonómicos no consiguen “animar”. ¿Será
porque la gran mayoría de las actividades que se patrocina, se
subvencionan, se realizan… no son de fomento y animación a la lectura?.
La verdad es que de las casi 400 acciones que contiene el catalogo de
actividades de “Animación a la Lectura” de la Junta de Comunidades de
Castilla – La Mancha, creo que se pueden contar con los dedos de una
mano aquellas que desarrollan la comprensión lectora y lo hacen con
cierta continuidad (más allá de una sesión o una hora).

Creo que
deberíamos pedir bibliotecas escolares dotadas y con bibliotecarios
preparados, pero pedimos que el tema de la comprensión lectora se
plantee en todos los ámbitos educativos, comenzando por la formación de
profesores y siguiendo por el diseño de los contenidos curriculares. Y
también que los planes de “Animación a la Lectura”, lo sean también de
Animación a la Escritura, y que contengan actividades que conduzcan
realmente a ese fin y no solo a subvencionar espectáculos festivos y
lúdicos (muy bellos y estadísticamente perfectos, pero poco útiles).

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades