Harry Potter en apuros: abrupta caída en las ganancias de la editorial que publica sus libros

La editorial Bloomsbury, encargada de la publicación de los libros de la saga de Harry Potter, informó que en 2006 sus ingresos experimentaron una caída del 74% en relación con el año anterior, según explica hoy la prensa británica. El principal motivo del descenso es, por supuesto, que el año pasado no publicó ningún libro de J. K. Rowling, creadora del personaje del niño mago.

Los ingresos de la compañía fueron de 10,28 millones de dólares (antes de restarle los impuestos) el año pasado. En 2005 habían sido de 39,76 millones, casi el cuádruple. También su facturación neta cayó de forma notoria: un 36%, de 216 a 148 millones de dólares.

La editorial había advertido que sufriría una baja en sus resultados anuales, y su presidente, Nigel Newtom, agregó que 2006 fue "un año arduo". Sin embargo, expresó que esto es parte de una "estrategia de crecimiento", para la que se prevé el desarrollo de nuevos autores, adquisiciones y negocios en Internet. No es raro que la búsqueda de la empresa se dirija en ese sentido, dado que dentro de tres meses se publicará el último tomo de la serie.

En años anteriores en que tampoco habían aparecido nuevas entregas de las aventuras de Harry Potter, los beneficios habían seguido aumentando, a través de la venta de libros en rústica (tapa blanda) y por las ventas internacionales. Pero al parecer el mercado de lectores de Rowling está llegando a un punto de saturación.

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades