El sector del libro dispondrá a finales de marzo de un informe de PSICOM sobre la viabilidad de la industria gallega

Este diagnóstico se presentará a la Xunta y a la sociedad (a través de los sindicatos, organizaciones educativas, etc.) para abrir un debate sobre la necesidad de un nuevo modelo de gratuidad de libros de texto.

Así lo ha indicado hoy el presidente de la Asociación Galega de Editores, Alfonso García Sanmartín, en un acto en Santiago de Compostela en el que ha estado acompañado por el presidente de la Federación de Libreros de Galicia, Xaime Corral, y por el presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (ANELE), José Moyano.

La realización de este informe se enmarca en el interés del sector editorial y de las librerías por 'sensibilizar' a los responsables políticos de la necesidad de disponer de un análisis previo y de la opinión de las partes antes de tomar decisiones como la gratuidad de libros de texto con la fórmula del sistema de préstamos. Admiten que la decisión de la actual Xunta de extender a todos los cursos de enseñanza obligatoria la gratuidad fue 'precipitada', al tiempo que constatan un nuevo talante.

El informe que se está realizando pretende servir de herramienta para una radiografía de la situación del sector del libro con el fin de garantizar su 'supervivencia' y avanzar en el proceso de normalización cultura de Galicia. El estudio presentará el panorama de los modelos de gratuidad que existen en Europa y una valoración de los mismos.

Según Sanmartín, no se puede avanzar el resultado del informe, pero una de las posibles propuestas será el sistema de cheque-libro. Al respecto, Moyano ha detallado que este sistema ya se utilizó en España y, en concreto, en comunidades gobernadas por el PSOE; al tiempo que ha resaltado que este modelo permite la gratuidad y el libro en propiedad del alumno.

El sector entiende que hay razones pedagógicas, económicas y de tipo cultural para afrontar una revisión del sistema de gratuidad en los libros de texto. Así, defienden que la Xunta lo afronte desde 'un planteamiento transversal' y no sólo desde la Consellería de Educación y apelan para ello a que la nueva Lei do Libro de Galicia considera al libro como 'un sector estratégico'.

Aunque editores y libreros reconocen el talante de la actual conselleira de Educación, Laura Sánchez Piñón, y resaltan su reciente disposición a, en función de la disponibilidad presupuestaria, 'abrir la posibilidad del cambio de sistema de la gratuidad de libros de texto', no ocultan su 'preocupación' por el futuro de sector del libro entendido como industria cultural gallega.

Insisten en que están desapareciendo librerías y editoriales, ya que el sector del libro en Galicia 'depende' de los libros de texto. En la Comunidad gallega, la venta de libros por librerías representa una cifra de algo más de 67,4 millones de euros, de los que el 55,83 por ciento (más de 37,6 millones) corresponden a los libros de texto.

En el caso concreto de la edición de libros en lengua gallega, realizada por las editoriales radicadas en Galicia, su facturación anual alcanzó en 2003 los 15,6 millones de euros, donde la correspondiente a los libros de texto representa el 33,65 por ciento (más de 5,2 millones) del total.

Según las estimaciones del sector, el actual sistema de gratuidad a través del préstamo de los libros de texto repercute en una disminución del 31,82 por ciento de la facturación de las librerías. En el caso de las editoriales en lengua gallega este sistema implica una reducción del 19,18 por ciento de la facturación total y la pérdida llega al 57 por ciento de la facturación de texto.

Terra Actualidad – VMT

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades