Editores esperan Ley Libro mantenga precio fijo sin excepciones

Así lo manifestó hoy el director ejecutivo de la FGEE, Antonio María Avila, durante la presentación de la Feria Internacional del Libro, LIBER, que se celebrará en Madrid del 27 al 29 de septiembre con la presencia de 590 empresas expositoras de dieciséis países y con la presencia de Colombia como invitado de honor.

Esta Feria, la principal plataforma de negocio del sector editorial español, que en 2005 facturó por ventas de libros en el mercado interior un total de 2.933 millones de euros, no será el único acontecimiento editorial que acogerá Madrid en los próximos días. Del 30 de septiembre al 2 de octubre tendrá lugar el VI Congreso Iberoamericano de Editores que, por primera vez se celebra en España.

El hecho de que esta doble convocatoria pueda coincidir en el tiempo con la aprobación por parte del Gobierno del anteproyecto de Ley de la Lectura, del Libro y de las Bibliotecas y con su remisión a las Cortes para el comienzo de la tramitación parlamentaria, aviva la expectación del sector por el contenido definitivo de la ley y por la memoria económica de la misma.

Editores, libreros y distribuidores hicieron llegar antes del verano sus alegaciones al Ministerio de Cultura y, según dijo hoy Antonio María Avila, algunas han sido bien recibidas, pero no tienen 'garantías' sobre el mantenimiento del precio fijo de los libros para 'la totalidad' de los mismos, y ésta es una de las principales reivindicaciones del sector.

Los descuentos que se aplican en España a los libros de texto, que son de hasta el 25 por ciento de su precio, perjudican a las librerías tradicionales, que no pueden competir con las grandes superficies en ese campo, y que han visto cómo las ventas de este tipo de manuales descendió un cinco por ciento en 2005 con respecto al año anterior, según señaló hoy Avila.

El sector también espera, añadió Avila, que la futura Ley del Libro sirva para 'implantar definitivamente la lectura en la sociedad española', que ha mejorado sus índices en este campo pero aún mantiene diferencias notables con otros países europeos, y que contenga 'una buena memoria económica' que potencie el 'servicio público bibliotecario'.

Además, quiere también que la Ley considere a las librerías 'como el canal principal de difusión de la lectura'.

Reivindicaciones aparte, el sector del Libro da 'una gran importancia' cada año a la celebración de LIBER porque no en vano la industria editorial española ocupa la quinta posición en el ránking mundial de países productores de libros.

Según el estudio del Comercio Interior del Libro que elabora la FGEE, en 2005 se editaron 69.600 títulos (un 2,6 por ciento más que en 2004) y se facturó un total de 2.933,23 millones de euros (un 1,8 por ciento más que en el año anterior).

Sin embargo, Avila subrayó que hay un dato que preocupa al sector: el descenso del número de ejemplares vendidos, que el año pasado fue de 230,6 millones, lo que supone un 2,7 por ciento menos que en 2004.

Colombia era el único 'gran país hispanoamericano' que no había sido invitado de honor en LIBER, y este año se ha querido que lo sea porque, como dijo en la presentación Emiliano Martínez, el presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, 'siempre ha tenido políticas muy activas en el plano editorial' y por 'su compromiso con la extensión de la lectura'.

A lo largo de la semana que viene habrá numerosas actividades relacionadas con la industria editorial colombiana, las políticas de promoción de la lectura, así como otras de carácter más literario en las que participarán escritores colombianos.

Entre los países que acudirán a LIBER figuran China y Japón, con los que cada año España va aumentando las relaciones comerciales; Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Egipto, Estados Unidos, Francia, India, Italia, Marruecos, México, Portugal, Rumanía y Venezuela.

Antonio María Avila reconoció que, en una Feria como la de LIBER, es difícil concretar el volumen de negocios que se realiza, pero señaló que 'en los tres o cuatro meses posteriores' a este acontecimiento editorial 'se produce un gran incremento de la actividad exportadora española'.

La posición de España en el ámbito del comercio internacional 'es también privilegiada', pese a que en 2005 se produjo un descenso del 5 por ciento en las ventas al exterior, que ascendieron a 452,8 millones de euros.

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades