Denuncian la visión insostenible de los libros de texto

Libros que, no sólo en materias como las ciencias sociales o del conocimiento del medio, sino en todo tipo de asignaturas, incluidas el inglés, las matemáticas o la educación física, ofrecen "una visión negativa, falsa e interesada del mundo" al entender de Ben Magec, según aseguró este jueves en una rueda de prensa ofrecida en Las Palmas de Gran Canaria su portavoz Alberto Martín.

La aportación negativa que para la concienciación medioambiental de los escolares suponen esos textos, que son "fundamentales en la formación de la personalidad", ha sido constatada por Ecologistas en Acción a través de un estudio de ámbito estatal en el que ha sondeado los contenidos de un total de sesenta libros de materias diversas destinados a sexto de Primaria y primero de Bachillerato.

La "preocupante conclusión" de dicho estudio, llevado a cabo por un equipo que integraban educadores, sociólogos, biólogos y psicólogos, entre otros expertos en materias diversas, fue, según explicó Martín, que los textos de referencia de la escuela transmiten un concepto "despreocupado del futuro y de la sostenibilidad o insostenibilidad de las cosas".

"Por ejemplo, se hace una adulación acrítica de la tecnología, que se presenta sólo como elemento indiscutible de progreso, sin plantear los inconvenientes medioambientales que pueden derivarse de ella", citó.

El portavoz de Ben Magec-Ecologistas en Acción quiso matizar que, en cualquier caso, su organización no considera que dichos textos, cuyos aspectos negativos coinciden "se acuda a la editorial que se acuda, porque se ha analizado una quincena de ellas, la práctica totalidad de las existentes en el sector", sean malintencionados o deliberadamente perjudiciales, pero sí que deben corregirse.

Ello se debe a que esos libros son, en parte, "el primer contacto del alumno con la visión global del mundo", y ésta puede estar transmitiendo conceptos negativos para la sociedad.

Conceptos entre los que aludió, a modo de ejemplo, a los "valores consumistas, egoístas si se quiere", que dijo van implícitos en un problema de matemáticas reflejado en el estudio de Ecologistas en Acción donde se plantea al alumno que calcule cuánto ganará un rentista que alquila todos los pisos de un edificio de su propiedad si decide subir sus preciso en un porcentaje determinado.

Tampoco faltan entre los textos analizados las referencias explícitas al movimiento ecologista y a quienes forman parte de él, personas a las que -destacó Martín- "se tilda de alarmistas y catastrofistas y se tacha de ingenuos o cínicos por intentar limitar el desarrollo tecnológico".

El representante de Ben Magec-Ecologistas en Acción precisó, en todo caso, que su crítica no se dirige al sistema educativo en su conjunto ni a los docentes en particular, "muchos de los cuales -recalcó- promueven la ecología en sus clases y hacen actividades positivas en favor de la concienciación por un desarrollo sostenible".

Un elemento positivo este último que opinó debe servir como un argumento más para que se proceda a efectuar la revisión de los contenidos de los libros de texto que reclama la organización, en la medida en que éstos "se contradicen con el mensaje que lanzan esos profesores concienciados".

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades