CEGAL advierte de la pérdida de cuota de mercado de las librerías y de la reducción del promedio de ventas (Europa Press)

Según revela el estudio anual sobre el ‘Sistema de Indicadores Estadísticos y de Gestión de la Librería’ en España, elaborado por CEGAL con la colaboración de la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Cultura.
El estudio ha sido presentado en la Feria del Libro de Madrid por Rogelio Blanco, director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Fernando Valverde, presidente de CEGAL y Xavier Cubeles, de la empresa BCF Consultores y director del estudio.
Fernando Valverde destacó la importancia de los datos que se recogen en este trabajo para ofrecer una imagen "actualizada" de un sector que pronto se verá afectado por la nueva Ley del Libro. "Esta ley, tal y como está planteada en el Anteproyecto, puede ser una oportunidad perdida para resolver las necesidades del sector, como el precio fijo de los libros o la supresión de los descuentos ilimitados en los libros de texto de enseñanza obligatoria", indicó.
Para Rogelio Blanco con este estudio "se han apuntado estrategias" que pueden tener en cuenta tanto la Administración como los diferentes sectores implicados en el mundo del libro.

COMPETENCIAS DE LOS LIBROS DE TEXTO
Respecto a las críticas del sector del Libro por la exclusión del precio fijo de los libros de texto que ampara la nueva Ley del Libro, Blanco aseguró que "no es competencia del Ministerio de Cultura el libro escolar" y aseguró que desde su Departamento se ha solicitado a las Comunidades Autónomas que las adquisiciones para bibliotecas municipales y escolares se hagan siempre a través de librerías, para no destruir el tejido editorial de pequeñas librerías.
En su opinión, de todos los datos facilitados por en el estudio, cuyas cifras más actuales hacen referencia al 2004, es "llamativa" el número de puntos de venta de libros en España que llega a los 4.280, incluyendo librerías grandes, librerías medianas-grandes, librerías medianas-pequeñas y librerías pequeñas.
Igualmente, resaltó la "mortandad" de las pequeñas librerías, el crecimiento de las grandes y el descenso de ventas en las denominadas librerías independientes. No obstante, recordó que las pequeñas librerías es el lugar preferido por los españoles para la compra de sus libros favoritos.
Por último, destacó el buen posicionamiento de España en una comparativa europea en relación al porcentaje del total de ventas de las librerías en el mercado interior de la UE durante el 2003. Así nuestro país se sitúa tras Bélgica y Dinamarca.
Este estudio, llevado a cabo por BCF Consultores para CEGAL, tenía como objetivos actualizar el censo de librerías (evolución del año 1999 al 2005), hacer un seguimiento anual de la evolución de las principales magnitudes económicas del sector en España y profundizar en el conocimiento de la economía de la librería para proponer líneas de mejora de su gestión y de sus estrategias empresariales.
Entre los datos obtenidos, se apunta que la apertura anual de librerías en los seis últimos años (unas 75 /año) no llega a compensar el cierre de establecimientos que se da año tras año (unas 90 /año).Asimismo, se observa que en España existe un claro predominio de las librerías generales frente a la pequeñas librerías.

DESCENSO EN VENTAS Por otra parte, según los estudios del mercado interior del libro, las librerías y las cadenas de librerías son el principal canal de ventas de libros en España (49,1% del total de ventas en 2004 frente al 34% que alcanzaba en 1993). A pesar de este crecimiento, el estudio realizado por CEGAL refleja que las ventas de las librerías independientes han descendido en los últimos años, pasando de facturar 1.031,1 millones de euros en 2003 a los 998,8 millones en 2004. Este dato contrasta con el de las cadenas, que continúan su crecimiento hasta alcanzar los 417,3 millones de euros en 2004 frente a los 312,6 obtenidos en 2002.
Los datos obtenidos por el estudio revelan una tendencia de decrecimiento del promedio de las ventas anuales en libros de las librerías, sobre todo a partir de los años 2001-2002. A pesar de que el libro representa más del 80% de la superficie y de las ventas anuales para las librerías medianas y grandes, a medida que disminuye el tamaño de la tienda, la importancia del libro en el negocio tiende a decrecer, siendo los artículos de prensa y de papelería los que complementan de forma más destacada su actividad.
En este aspecto destaca el caso de los libros de texto, que siguiendo esta tendencia, representan aproximadamente una tercera parte de las ventas en libros de las librerías pequeñas (proporción que se sitúa entre el 10% y el 20% de las ventas en las grandes y medianas).
Fernando Valverde, presidente de CEGAL, confirma estos datos: "Los efectos de esta situación se agravan por la tendencia de las librerías independientes a perder cuota de mercado en los segmentos de negocio más rentables o menos caros de vender. Un ejemplo de ello son los libros de texto, que se comercializan progresivamente a través de otros canales, y en unas condiciones en las que los libreros no pueden competir, lo que les obliga a complementar su actividad con la venta de artículos de prensa y de papelería". Y añade: "Es necesario que se supriman las excepciones legislativas que permiten usar los libros de texto como reclamo publicitario para vender otros productos, así como la posibilidad de aplicar descuentos ilimitados".

UN PRODUCTO CARO DE VENDER En esta misma línea, los indicadores de gestión económica confirman un hecho que se registró en el estudio realizado el año pasado: el libro continúa siendo un producto caro de vender. La razón es que requiere una dotación de personal mayor que en otras actividades. El estudio refleja que alrededor del 60 por ciento de los gastos de una librería provienen del coste del personal contratado, siendo el 40 por ciento restante resultado de gastos financieros y otros gastos de explotación (servicios exteriores, tributos y otros gastos de gestión corriente).
En su opinión, la gran cantidad de títulos que pueden o deben almacenarse en las librerías (sobre todo en las denominadas "de fondo") puede ser un factor limitador de las posibilidades de mejora de la rotación de las existencias y contribuir a la aparición de una situación de conflicto entre la función económica y la función cultural del establecimiento.
Los datos de la rotación media de las existencias son un indicador fundamental en la gestión de cualquier comercio, ya que permite cuantificar el número de veces que la empresa mueve sus existencias a lo largo de un año. Así, cuanto más elevado es el valor del ratio, mayores serán las ventas realizadas con las existencias disponibles.

Nota de CEGAL: Esta noticia ha sido dada por numerosos medios nacionales, económicos y regionales de forma muy completa.

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades