Allende presenta en Plasencia ‘Inés del alma mía’, homenaje a las mujeres de la conquista

PLASENCIA (CÁCERES).- La chilena Isabel Allende, la escritora latinoamericana más leída del mundo, ha presentado en Plasencia (Cáceres) su última novela, 'Inés del alma mía', en la que la historia de la extremeña Inés Suárez, compañera de Pedro de Valdivia, le sirve para hacer un homenaje a las mujeres que participaron en la conquista.

Inés Suárez, natural de Plasencia, fue una humilde costurera que se embarcó hacia América para buscar a su marido, extraviado con sus sueños de gloria en la búsqueda de oro al otro lado del Atlántico.

En el Nuevo Mundo, sin embargo, Suárez se entera de que su marido ha muerto en Perú, pero ella no se amilana y sigue hacía el sur a los conquistadores españoles.

En Chile conoce un amor apasionado en Pedro de Valdivia, maestre de campo de Francisco Pizarro, junto a quien se enfrentó a los riesgos y a las incertidumbres de la conquista y la fundación del reino chileno.

En el acto de presentación, en el que estuvo acompañada por la alcaldesa de Plasencia, Elia María Blanco; y el consejero delegado de Plaza y Janés, Ricardo Cavallero; la escritora chilena explicó que la elección de la ciudad cacereña para el lanzamiento del libro en España "es un homenaje a Inés Suárez, y a todas las otras mujeres que fueron a la conquista, y las que estaban allá y participaron en ese momento brutal y que están totalmente ignoradas y silenciadas por la Historia".

'La historia la escriben los machos vencedores'

Allende indicó que la historia la escriben "los machos vencedores, generalmente blancos", y la voz de las mujeres, los derrotados, o los indígenas "no figura para nada".

En los libros de historia de Chile, añadió, aparece la conquista como un hecho masculino en el cual, supuestamente, participaron "110 corajudos españoles, y no figuran para nada las mujeres que los acompañaron".

Explicó que nunca sintió la menor vacilación de que el libro no comenzara como lo hace: "Soy Inés Suárez", tres palabras que colocaron a la escritora chilena "dentro de Inés o a ella dentro mí, de tal forma que durante el proceso de escritura fuimos una sola y pude entender exactamente lo que ella sentía".

"Yo habría hecho lo mismo si me hubiera tocado estar casada con Juan de Málaga, y si hubiera visto que mi marido se va a las Indias, y desaparece", admitió. "Yo metida debajo de un velo negro en misa, también habría escapado, cruzado el mundo a buscar a ese marido escurridizo, y al descubrir que soy viuda, en vez de volver, me habría buscado otro hombre e Inés se consiguió al mejor de todos, a Pedro de Valdivia, y se lo echó al pecho".

Al fin del mundo por amor

Con él fue a Chile, que era entonces el fin del mundo, y, según la autora, no fue en busca de gloria ni por el oro, fue por amor, y por amor se quedó y fundó Santiago y, cuando él la traicionó, rehizo su vida.

Por eso Allende le tiene una admiración extraordinaria y espera llegar a los 73 años, "como llegó ella, con la misma fuerza, pasión y las mismas ganas de estar enamorada".

En cuanto al título, Allende manifestó que "me salió del alma mía cuando pensé cómo le diría Pedro de Valdivia en la cama a una mujer como esa que es el alma suya, que lo acompaña al fin del mundo, que le da lo que no le dio ninguna otra mujer del mundo, obviamente sólo se lo diría de una forma: Inés del alma mía".

En la novela, la autora refleja las luces y sombras de la conquista de Chile y lo hace con valentía, sin ahorrar críticas hacia las barbaridades que se cometieron "en uno y otro bando".

Su origen, asegura, le ayudó a encontrar el tono necesario para esta novela: "Yo soy mapuche. Yo vengo de la cultura española y de la cultura indígena y el choque de ambas es muy interesante".

"Creo que estoy plenamente autorizada, no me lo puede discutir ningún historiador ni ningún antropólogo, para escribir lo que me dé la gana sobre América y sobre España, y eso es lo que voy a hacer".

Comentarios

¿Tú qué opinas?

Si quieres recibir información de Club Kirico, suscríbete a nuestras novedades